Me encuentro en una búsqueda constante, en la cual participa el sentimiento de miedo a la muerte, como esencia más primaria y más individualista. Es a partir de este punto dónde se inicia el  desarrollo de mi trabajo.
El proceso es simplemente intuitivo, tengo una idea, sensación o sentimiento que me genera algo, busco o encuentro el material más adecuado y lo aplico en la escultura, respetando el origen de ese elemento. Siempre me ha interesado la anatomía humana, por eso siempre  me he sentido atraído por el arte figurativo, creo que es un lenguaje que puede captar  mejor la atención del espectador, más directo y eficaz, en definitiva me ayuda a definir mejor lo que quiero transmitir.
Mi intención también es preservar con mi obra parte de la esencia tradicional escultórica, ya que tengo una gran influencia  del arte clásico.En el transcurso de mi trabajo tanto como talla en madera como en modelado he ido armonizando las figuras a las mismas proporciones que requería la serie, en definitiva la obra ha ido madurando también en la incesante búsqueda del  dinamismo del conjunto de las piezas.
A grandes rasgos represento  figuras humanas, desnudas, como seres ausentes, solitarios, perdidos y desconectados de su entorno. Exploro maneras de transmitir y reflejar  la fragilidad del hombre.  El objetivo esencial es evidenciar  las incertidumbres humanas, y la belleza abstracta de la   materia, y fusionar estos dos elementos adaptados a la escultura.

Nahuel Forchini nació en 1987 Girona de padre argentino y de madre francesa hosteleros de profesión , fue ella que capto desde su infancia sus dotes artísticos, y le animo a que se dedicase a esta labor.

Des de temprana edad se formo en pintura y dibujo, en la escuela Municipal de su ciudad natal, parte de su adolescencia no hubo ningún tipo de manifiesto artístico ya que ingreso en un internado durante dos años, en los cuales no podía desarrollar ninguna actividad de ámbito creativo, él mismo confeso que se sintió secuestrado en todos los ámbitos de su vida, por el sistema educativo.

Volvió a enfocar su interés en su formación y búsqueda artística, esta vez experimentaría en la disciplina de la escultura en la cual el escultor dice (me fui enamorando poco a poco a esta disciplina). Ingreso en la escuela de 0lot en artes aplicadas a la escultura, allí tuvo una gran enseñanza y motivación, que catalizaría diversas técnicas escultóricas.

Fue allí donde le propusieron viajar a china y Rusia a trabajar con una material que no es muy habitual encontrar el hielo y la nieve el reto no era tan solo el material si no los pocos días que tenían para realizar la obra.

De esta experiencia le marco de tal punto, que tomo la decisión de dedicarse ala escultura por completo. Y en el transcurso de los años continuo participando en eventos escultóricos en diferentes países del mundo Canadá, Finlandia, Estados Unidos, Francia y Dinamarca, adquiriendo experiencia y profesionalidad a su técnica.

Finalizo sus estudios en Sevilla donde se graduó en artes aplicadas a la escultura y alfarería tradicional andaluza él considera que esta ciudad contiene una armonía entre tradición y vitalidad artística.

Esos años de vida nómada concluyeron, y sintió la necesidad de de desarrollar su obra, volvió a su ciudad natal alquilo un estudio, y empezó su desarrollo.